Enviado por Roberto Merino García el Jueves, 24/06/2021

En este periodo de pandemia hemos visto aumentar considerablemente el número de ataques cibernéticos a todo tipo de organizaciones. Esto hace pensar que la gestión de la ciberseguridad basada en un fuerte uso de herramientas tecnológicas no es suficiente. Hay muchas razones posibles para esto, sin embargo, una de las más convincentes son que las personas, comúnmente denominadas el eslabón más débil, no son conscientes o no perciben los riesgos y no conocen o comprenden completamente el comportamiento recomendado dentro del entorno digital.

Lee aquí la noticia completa en Cuadernos de Seguridad